“Cuando volvamos a estar juntos, seguiremos aplaudiendo a nuestros profesionales, como siempre lo hemos hecho…”

Así terminábamos uno de los videos de homenaje que desde Ribera Salud lanzamos para animar a nuestros compañeros y compañeras durante el periodo más duro de la crisis sanitaria por Covid-19. Dicho y hecho.

El pasado viernes 24 de julio, firmamos un nuevo convenio colectivo en nuestro hospital de Torrevieja para todos los profesionales que trabajan en el Departamento de Salud.

El tercer convenio colectivo de la concesión, tras casi 14 años estando al frente de la gestión del departamento. Un convenio muy especial por muchas razones.

La primera, porque recién aperturada la mesa negociadora del mismo, tuvimos que parar a causa de la pandemia de Covid-19. Una crisis sanitaria mundial difícil de superar para todo el mundo con un papel muy relevante para nuestro sector. Hemos pasado momentos muy duros y complejos de gestionar. Nuestros profesionales, en general todos los que trabajan en sanidad, nos han dado una lección de vocación de servicio, de compromiso por su labor, de unidad, de humanidad y empatía con todas las personas, y un largo etcétera. Una pandemia, de la cual todavía no hemos salido y que nos deja, entre muchos aprendizajes uno muy claro: nuestros sistemas sanitarios son vulnerables, pero contamos con los mejores profesionales para poder hacer frente a cualquier situación.

Por nuestra parte, hemos hecho y seguimos haciendo muchos esfuerzos para estar a la altura de todos ellos. Lo primero velando por su salud, garantizando en todo momento la disponibilidad de equipos de protección individual, actualizando los protocolos de actuación, proporcionando información y formación, etc.

Un esfuerzo que nuestros trabajadores y trabajadoras han sabido reconocer, pero, sobre todo, un esfuerzo que se ha visto reflejado con los resultados obtenidos en el número de contagios de nuestra plantilla: un 3,4% respecto al número de pacientes infectados en nuestros centros. Si lo comparamos con las cifras a nivel nacional, se queda seis veces por debajo.

Con todo ello, la primera fase de la pandemia la supimos cerrar reconociendo su labor, no solo con actos, palabras, videos, homenajes, reconocimientos, descansos compensatorios sino también económicamente. Aun así, estaremos siempre en deuda con unas personas que son capaces de poner en riesgo algo tan preciado como su propia salud y la de sus familiares para poder prestarnos la mejor atención, curando y también acompañando a tantos pacientes que los necesitaban.

En segundo lugar, la negociación del convenio colectivo se abría con el ojo puesto en octubre de 2021, fecha en la que la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana tendrá que decidir si renovar 5 años más la concesión administrativa de Torrevieja o rescindir el contrato, y en este segundo caso, como gestionar a partir de entonces el hospital y los centros de salud que conforman el mismo.

Este segundo condicionante, ha hecho que tanto el banco social como la empresa, hayamos considerado no solo mejorar las condiciones laborales de todos los profesionales del departamento de salud, sino también, dotar de la mayor seguridad jurídica el posible escenario de sucesión de empresa de cara a octubre de 2021.

Y todo ello, debíamos hacerlo en tiempo record para no ver condicionada la voluntad de las partes negociadoras dado que el contrato de concesión prevé que en el último año de concesión, desde octubre 2020, cualquier decisión debe ser autorizada por la Administración.

Pese a todo y con ello, y en mi humilde opinión, creo que lo hemos conseguido. El III Convenio Colectivo de Torrevieja Salud UTE firmado el pasado viernes, firmado tras dos meses de intenso trabajo por parte de todos los sindicatos y por la dirección de la empresa, consigue mejoras significativas y dar mayor seguridad sobre las condiciones laborales actuales.

Lo primero, la estabilidad en el empleo. Comprometemos un 93% de plantilla indefinidaa final del convenio, que será diciembre de 2021. Esto situará a Torrevieja por encima en unos 25 puntos porcentuales por encima de la estabilidad laboral que ofrece la Conselleria de Sanitat al resto de hospitales y centros de salud públicos de la Comunidad Valenciana. Aunque parezca contradictorio, la sanidad pública gestionada por la empresa privada cuenta con unas tasas de estabilidad mucho mayores que los centros públicos gestionados de forma directa por parte de la Administración. Esto significa que se irán transformando en indefinidos, contratos de trabajo que en la actualidad son temporales, y que muchas personas en Torrevieja, tendrán la oportunidad de tener empleo estable, en estos tiempos donde volvemos a valorar este hecho mucho más después de la crisis económica tras la pandemia.

Y este será el primer paso. Ribera Salud y la gerente de Torrevieja, la Dra. Eva Baró, presentaban hace una semana el Plan Estratégico del Departamento de Salud de Torrevieja 2021-2026, en el que además de los 40 millones de euros de inversión, Ribera Salud también se compromete a contar con el 100% de empleo estable en la organización a lo largo de ese periodo.

Nuevamente, volvemos a innovar y a introducir mecanismos que la gestión privada permite a las organizaciones que prestamos servicios públicos. El contrato de trabajo fijo discontinuo. Un contrato que permitirá, a voluntad de los empleados y empleadas que cuenten con los requisitos establecidos en el convenio, contar con este contrato para los periodos vacacionales, asegurándose la posibilidad de trabajar 4 meses al año en el departamento de salud. Algo que favorecerá, además, la fidelización de nuestros profesionales y minimizar la dificultad de cubrir ciertos puestos de trabajo en determinadas épocas del año y más aún, en una zona como la Vega Baja, donde es complicado captar ciertas categorías profesionales por su lejanía con núcleos de capitales de provincia.

Por otro lado, hemos introducido en el propio convenio colectivo una de las diferencias más importantes respecto a la gestión directa. Nuestro sistema de incentivos. La compensación individual que nos permite premiar y reconocer a quien más y mejor trabaja. Nuestro signo de distinción que nos ofrece la posibilidad de medir, evaluar y retribuir a todos y cada uno de los profesionales. Si, a todos los profesionales. Como gran novedad en este convenio, contarán con este pago por objetivos (pay for performance -P4P-) todas las categorías profesionales, todos los profesionales del Departamento de Salud.

Cláusula de garantía “ad personam” para asegurar el mantenimiento de las condiciones laborales de los profesionales, no solo las que contiene el propio convenio colectivo, sino también aquellas que vienen fijadas en el Acuerdo de Carrera y Desarrollo Profesional, Plan de Igualdad, y el contrato de trabajo individual. Junto con la imposibilidad de amortizar puestos de trabajo durante la vigencia del convenio, vienen a dotar de seguridad jurídica unas condiciones por las que los diferentes sindicatos se han mostrado muy preocupados a la vista de lo que está ocurriendo en el Departamento de Salud de la Ribera, donde tras la reversión del hospital, se han ido y se siguen mermando los derechos de los trabajadores laborales subrogados.

Otra de las novedades será la aplicación del 5º Grado de Carrera Profesional. Otra medida que persigue la fidelización y reconocimiento de nuestros profesionales. Contar con un nuevo grado que premiará a aquellos que estén 6 años en el grado 4 y que se recompensará con un plan de ahorro o de pensiones a cargo de la empresa. Otra forma de aplicar medidas de gestión del siglo XXI para nuestros trabajadores y trabajadoras.

Además de otras iniciativas, que, aunque le damos menor importancia, la tienen. Entre otras, 1 día más de libre disposición por lo que pasarán a ser 6 días más el del cumpleaños; un 1% de incremento salarial, garantía de cuantía mínima de la hora de atención continuada a 20 €, etc.

Todo ello, gracias al consenso, la voluntad negociadora y el compromiso con los profesionales, que hemos demostrado tanto Ribera Salud como el banco social. Todas las personas que componen el comité de empresa, cada uno de ellos representando a sus secciones sindicales, pero, sobre todo, gracias a los profesionales de Torrevieja Salud.

Aunque finalmente no hemos podido firmar por unanimidad, quiero agradecer a todos los representantes de los trabajadores y trabajadoras su predisposición al acuerdo que han demostrado y haber sabido leer la importancia del acuerdo en estos momentos y el sentido del mismo. Gracias CSIF, UGT, CESM, SI CV, CCOO, SATSE y USO por unir esfuerzos por el bienestar de nuestros profesionales, los nuevos héroes del siglo XXI que no llevan capa y antifaz. Van con pijama y bata, y en este caso con un nuevo convenio, que les ofrece una seguridad y tranquilidad que sin duda se merecen.

Sigue en LinkedIn los comentarios a este artículo https://www.linkedin.com/pulse/una-vez-más-comprometidos-con-nuestros-profesionales-sanchis-plaus/

 

Share This